Friday, March 26, 2010

Protesto!!

Quiero aprovechar la oportunidad que me brinda este espacio, para elevar, lo más alto que se pueda, una enérgica protesta contra todo el mundo cinematográfico en general. Dicha protesta, se hace extensible a telefilms, series, anuncios publicitarios y demás farándula que inunda nuestra programación televisiva habitual, sea en la cadena que sea, y en cualquier horario. Sí, las series de dibujos animados también…

Que cual es el motivo de la protesta… No se me impaciente, me explico inmediatamente. Creo hablar en nombre de todos los retrosexuales, cuando afirmo que existe una brutal discriminación hacia todos los miembros de nuestra especie, por parte de dicho sector. ¿Pruebas? Todas las que quieran, aunque es obvio lo que afirmo y basta con que le de al “power” de su televisor para confirmar lo que digo…, bueno vale, lo que escribo.

(En estos momentos, uno de mis periquitos me está mirando con cara de estupor. Claro, él no vive bajo la sombra de ningún periquito metrosexual que se lleve todo el protagonismo).

Sé perfectamente cual es el motivo de dicha discriminación: La envidia. Sí señores, la envidia cochina de la que somos objeto por parte de los guapos de turno. Sólo así se explica que las dos mejores series de las que hemos disfrutado en nuestra televisión, hayan sido borradas del mapa. Dos series que triunfaban en los índices de audiencia, y en las que buena parte de sus protagonistas tenían una clara tendencia retrosexual: Los Serrano y 7 Vidas. En esas dos series, había belleza en su justa medida, sin saturarnos de modelos como en otras series, en las que hasta los extras se merecían primeros planos…

En este punto, tengo que aclarar, que la mayoría de las series y películas a las que acuso de discriminación, son de origen americano, más concretamente de esos Estados Unidos, que tienen más de unidos que de estados, y en las que es difícil, por no decir imposible, encontrarse con un súper-policía rechoncho, una asesinada fea, o un héroe calvo. Y el colmo de la discriminación, se lo lleva la industria pornográfica, donde ni por asomo, verás a un actor con barriga ni a una actriz con celulitis…

Por todos esos motivos, y para que conste en acta (que lo escriba el/la taquígrafa/o que corresponda), los retrosexuales hacemos hincapié en la siguiente lista de exigencias:

-Que en el próximo capítulo de CSI, la desafortunada asesinada, sume sobre una báscula más de 50 kilos, a ser posible sin ropa.

-Que el/la guapo/a de turno tenga un papel secundario y diga menos frases que el/la feo/a de turno.

-Que al menos en dos de cada tres películas el bueno sea calvo y el guapo sea el malo perverso.

-Que en todas las películas pornográficas al menos uno de sus protagonistas tenga el miembro por debajo de la media (perdón, me he expresado mal, he querido decir por debajo de lo que le mide a la mayoría y no que le llegue por debajo de la media…), y por supuesto, que no esté depilado/a en lo referente a su zona genital.

-Que se prohíba tajantemente en las películas el uso de gomina, o cualquier otro fijador de pelo, en cantidades industriales, o mejor dicho en cualquier cantidad.

-Que al menos una de cada tres actrices que aparezcan en pantalla en ropa interior use bragas de cuello alto, o que en su defecto use faja (aunque el guión no lo exija).

-Que en todas las películas pornográficas, al menos uno de cada tres coitos, dure lo que dura un coito de verdad (unos 15 minutos), porque tiene que durar lo que dura dura, y si dura dura más tiempo es por consumo de estupefacientes…, Ah! Y que no se quiten los calcetines.

-Que al menos uno de cada tres policías beba cerveza en lugar de whisky, y si puede ser que no use vaso, y ya puestos a pedir, que después de dar un buen trago, eructe como Dios manda.

-Que James Bond, en al menos una escena de cada película se despeine…, o mejor dicho, que el nuevo agente 007 sea Santiago Segura.

-Que… ¡y qué carajo! Que uno y medio de cada tres actores ó actrices no tenga inconveniente en reconocer que preferiría ser menos agraciado físicamente, incluso aunque tuviera que hacer de malo toda su vida (como el pobre Jack Nickolson, un retrosexual convencido).



Como pueden ver, son unas peticiones completamente normales y adecuadas a la ley de no discriminación a los retrosexuales. Si a alguien no le parecen adecuadas las exigencias, una de dos: que lo diga o que se calle. Mejor que se calle, pero nosotros no discriminamos a nadie, así que dejamos la puerta abierta a cualquier opinión por muy extravagante que nos parezca…

Saludos cordiales.



Pd.:¿Alguien sabe dónde se entregan este tipo de protestas?...

No comments:

Post a Comment